martes, 4 de noviembre de 2014

CARTAS A LA REDACCÍON: Ven Salvador


Sr. Director

Cuando Jordi Pujol terminó su inadmisible comparecencia y salió del Parlament, unos diputados le

escoltaron, apoyaron y protegieron, a pesar de que en la Cámara el ex Mon Horable en lugar de

informar del dinero que tenía en paraísos fiscales, se rió de todos ellos. En el intervalo, Jordi Turull

y Alicia Sánchez Camacho, se acusaron mutuamente de corrupción.

Como Pujol, un día si y al siguiente también, perdida ya la cuenta, no se sabe cuantos

representantes públicos, confesos o con indicios serios de corrupción, apropiación, malversación,

cohechos y defraudadores deambulan por el suelo patrio y salen de los juzgados sin medidas

cautelares. Nombrarlos o hacerlo con empresas en espacio reducido y el papel caro, resulta

imposible. Como muestra, Pujol, Bárcenas, Mata, Blanco, Blesa, Trillo, Correa, Fabra, Las

Pandillas de los ERE, de Caja Madrid y Bankia ... En fin, camarilla de bípedos vertebrados que

pululan por las instituciones, por Filesas, Matesas, Munar, Milletes, Gürteles, Palaus ... granas,

rojos y amarillos. Igual o parecido que el Honorable, forrados aquí y allá, y con la pasta en

paraísos fiscales, muchos son camarilla en instituciones y empresas y con bolsos de cuero sin

curtir, cubiertos de privilegios y prebendas, pierden la compostura cuando se les piden cuentas,

pero de ninguna manera devuelven el dinero, protegidos por fiscales y abogados del Estado.

Cuando de los representantes políticos se dice que todos son iguales, se dan por ofendidos, pero es

evidente que se identifican. Cuando no se denuncian las impunidades , uno se hace cómplice de

ellas, como evidente es que demasiados diputados apoyaron a Pujol después del desacato o como

Jordi Turull y Alicia Sánchez o recientemente el diputado J. L. Bilbao, se encubren y protegen; se

besan, se acusan de corruptos, pero no se denuncian judicialmente ni echan del “cesto” a los

podridos.

¿Regeneración política e institucional?. España está corruptada, quien la descorruptará, el

descorruptador que la descorrupte, un buen descorruptador será.

N.M.

Karmacracy